LA PANADERIA

Monday, August 21, 2006

Dialéctica Femenina



Mis estimados todos:
Qué gusto poder saludarlos y dirigirme a ustedes cuando AL FIN tengo internet en mi nueva casa, para proponerles un tema de discusión que si bien ya ha sido mencionado por bb, merece la pena ser ampliado en un post... nada menos que el complicado mundo de la dialéctica femenina. Y utilizo este término por dos motivos: el primero, y el más evidente, porque las mujeres vivimos en nuestras mentes un estado de contradicción casi perpetua. Las emociones, los sentimientos, y hasta las ideas, se estrellan y contraponen de tal forma que podemos experimentar los cambios más radicales en cuestión de minutos. O como lo diría Hegel "Una cosa es ella misma y no es ella, porque en realidad toda cosa cambia y se transforma ella misma en otra cosa" (reemplazar "cosa" por "mujer", y estamos). Vivimos en un mundo tecnicolor, con todos los matices, texturas y sensaciones imaginables: una mirada puede tener un millón de significados, ni se diga un gesto o una palabra!! Somos seres complicados por naturaleza, mientras que nuestros compañeros de vida, los hombres, son lo más simple que hay: las cosas son o blancas o negras, de dos dimensiones (2D como diría nuestro amigo Ganzo), y cualquier conflicto (que por lo general no surge a menudo porque todo se habla de frente), se arregla con un buen puñete, y luego todos a la cancha a jugar fútbol como si nada. Y así quieren que nos entendamos!!
El segundo motivo para el término que utilicé en el título viene de la palabra "dialecto"; las mujeres utilizamos un sub-idioma, que comparte una característica con el mandarín: la importancia de la fonética en el significado de las palabras. Les doy un ejemplo muy sencillo. A simple vista, la palabra "nada" significa solo eso, nada. De hecho, para un hombre, es más claro que el agua: si a ellos les preguntan "¿Qué te pasa?" y ellos responden "nada", pues eso es. En cambio en el dialecto femenino, un "nada" puede tener varios significados, dependiendo de la entonación que se le de. Por ejemplo, si nos preguntan "¿Qué te pasa?" y contestamos:
a) "naaada" (con un tono bajo, y con cara que quisiera parecer indiferente pero no nos sale), quiere decir que estamos tremendamente resentidas y que queremos que nos pregunten de nuevo. Y pobre donde no lo hagan!!
b)"nadaaa" (con tono ligeramente alto y con cara traviesa), nos estamos haciendo las interesantes y queremos que nos pregunten de nuevo. Y si no lo hacen, nos resentimos, y regresamos al punto anterior.
c) "nada, por?" ahí sí no nos pasa nada, o a las finales sí nos pasa algo pero no queremos que nos pregunten de nuevo.
Y así por el estilo. La verdad no culpo a los hombres, tienen razón al decir que somos difíciles de entender... Pero si les interesa mejorar sus relaciones intersexuales, les recomiendo lean Las Mujeres son de Venus, Los Hombres son de Marte. Aunque no lograrán descifrar los misterios de la mente femenina, al menos aprenderán lo necesario para facilitar la convivencia y evitar un malentendido que pueda acabar en catástrofe nuclear.
Y ustedes, qué experiencias han tenido? Por favor, denme su opinión respecto al tema!!